El Blog de Emilio Matei

miércoles, 11 de septiembre de 2013

No es saludable estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

Hablar por boca de ganso

Kirshnamurti
Hablar por boca de ganso quiere decir que uno se hace eco de lo que me dijeron sin otra prueba ni verificación sobre la calidad del mensaje.
Pero el me dijeron podría no sólo corresponder a una cuestión coloquial sino, también, a una declaración por escrito o por cualquier otro medio de alguien que suponemos suficiente garantía de la calidad del mensaje(*).
Muchas veces la confiabilidad del emisor tiene que ver con las creencias o la ideología del que lo transmite(**). Es claro que las frases célebres de grandes autores suelen tener que ser entendidas en un contexto ideológico o social.

Me gustaría tomar la frase de Kirshnamurti, aparentemente tan cargada de sentido, que suele aparecer con recurrencia en las redes sociales: No es saludable estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma.
La idea del sicoanálisis es que es imposible estar bien adaptado a una sociedad enferma, y como desde esa perspectiva no es posible imaginar una sociedad que no lo esté, al menos por la necesidad de represión que acompaña a la vida en sociedad, la enfermedad sicológica sería parte de la vida. A lo sumo más allá de lo necesario, como dice Marcuse en Eros y Civilización, para una sociedad particularmente represiva como suele ser la nuestra. Como sea, entonces, nadie zafa de la neurosis que muchas veces nos lleva al límite de una vida vivible, y que es objeto de estudios e interpretaciones.
La frase de Kirshnamurti es, por lo contrario, una declaración que suena bien pero que tiene una serie de implicaciones que no se tienen en cuenta. En principio, qué es no estar bien adaptado.
Freud
El encanto profesional de Kirshnamurti queda en evidencia si tratamos de ver qué es lo que dice en concreto para uno mismo esa frase. Y lo que se puede deducir es que todos podríamos justificar nuestras inadaptaciones en ese entorno. Y aún más, ser un inadaptado sería un signo de salud. Claro que en esta idea, que es fácil de compartir si se trata de la capacidad de transgresión social de un artista, no lo será tan fácil si hablamos de un asesino o de un torturador.

En síntesis, decir que todos estamos enfermos, como dice el sicoanálisis, es poco simpático y nos produce una reacción casi siempre negativa, decir que nuestra enfermedad nos hace más sanos, fuera del absurdo lógico subyacente y del indudable sentido poético, dice casi lo mismo, pero tiene mejor marketing.

(*) Los que ven fenómenos paranormales o platos voladores, suelen decir que lo hicieron en compañía de alguien importante, según lo que su clase social defina como tal. Un ingeniero, un doctor o el dueño de una empresa, muchas veces es suficiente para dar credibilidad.

(**) Lo que casi siempre degrada ese mensaje para los que no piensan o creen lo mismo.

2 comentarios:

  1. Buenas madrugadas, acepto vuestro esfuerzo por tratar de comprender algo tan sencillo, que usted con todo respeto no lo encontrara en ninguno de sus libros, ni colegios, tratar, como dice usted, de refutar tanta sabiduria del maestro,es un reto muy grande y requiere mas que una simple carrera universitaria y un titulo que da confort y comodidad en una sociedad enferma, Gracias

    ResponderEliminar
  2. Interesante el señor Anónimo, que sin conocerme adjudica mi análisis a una virtual formación sistemática y a un cierto confort. Todo un mundo de calificaciones y la carencia total de un argumento sobre lo que se trata.
    No me respete tanto, Anónimo, no lo haga, mejor demuestre mis equivocaciones.
    ¿Qué quedaría de sus argumentaciones si yo no fuera universitario, no hubiera escrito ningún texto de filosofía o sociología y si, para colmo, fuera pobre? Quédese usted con su fe mierntras yo sigo intentando, mal que bien, entender algo.

    ResponderEliminar